La Manchuela de Cuenca es tierra de contrastes. Grandes llanuras se combinan con parajes de espectacular belleza como la Reserva natural de las Hoces del Cabriel, los Cuchillos y los embalses de Alarcón y Contreras. Sus tierras están bañadas por los ríos Júcar y Cabriel.

Descubrir esta tierra te sorprenderá por la variedad de paisajes que te encontrarás en tu recorrido por los diferente pueblos que la conforman. Pinares, valles, ríos y barrancos salpican estas tierras.

La comarca de la Manchuela es, desde el punto de vista de su geografía física, un enclave muy singular y por ello algo difícil de comparar con las demás comarcas de su entorno. En concreto la Manchuela se corresponde con las estribaciones más meridionales del Sistema Ibérico, en transición entre la Serranía de Cuenca y La Mancha, regiones a las que sin embargo no se parece por ser demasiado montuosa en contraste con La Mancha, pero también por ser al mismo tiempo poco montañosa para ser considerada propiamente una Serranía.

En lo que a su situación se refiere, la Manchuela limita al norte con la Serranía de Cuenca, al sur con la sierra de Alatoz (que la separa de la Altiplanicie de Almansa), al este con el valenciano Valle de Cofrentes (considerando que la comarca de Requena-Utiel es, por historia y geografía, parte de La Manchuela), y al oeste con el río Júcar, si bien en ocasiones traspasa la frontera del Júcar, en numerosos municipios ribereños de la margen derecha del río, haciendo difusos sus límites con La Mancha Alta. Un tercer río, el Valdemembra, afluente del Júcar por su margen izquierda, la surca. Hablamos de una zona abrupta de transición entre la llanura manchega y la Serranía de Cuenca donde abundan los bosques de coníferas, y más concretamente los pinares de pino rodeno y de pino negral, que hasta hace unos años, favorecieron una importante industria maderera y resinera en la comarca.

Por supuesto, es importante señalar que en la parte conquense, la Manchuela alberga dos grandes embalses como son el de Alarcón en el río Júcar y el de Contreras en el Cabriel. Las características morfológicas, edáficas, climáticas y los pequeños cauces que con gran profusión atraviesan los territorios bañados por estos ríos, son la estructura de un modelo de economía que a lo largo de los tiempos ha dejado su impronta en estos espacios. Estos factores, al igual que en otros muchos ríos de España, han permitido a las comunidades aledañas a los mismos crear una estrategia sostenible que se manifiesta en un singular sistema de aprovechamiento del suelo y del agua; un hecho que se expresa en un valiosísimo patrimonio cultural tangible, del cual cada vez quedan menos elementos: terrazas, huertos, azudes, represas, molinos harineros, batanes, puentes, acequias, partidores, lavaderos, fortalezas, ermitas, martinetes, caces y norias entre otros.

Cabe destacar dentro de la Manchuela la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel situado en la ribera izquierda del río Cabriel. Hablamos de esta reserva como un barranco de paredes pronunciadas y farallones verticales de gran altura que dan como resultado un lugar de extraordinario paisaje. Además existe otra formación, denominada los Cuchillos originada por la erosión de la parte blanda de la roca y que ha generado una impresionante cresta vertical. En este parque podemos encontrar también los bosques de ribera mejor conservados de toda la Comunidad Valenciana y conquense, formados estos por chopos, sauces y variedades de tamarix. Las paredes rocosas que se encuentran situadas alrededor del cauce del río están cubiertas de un magnífico bosque de pino blanco en el que se encuentran de manera aislada ejemplares de carrasca y roble valenciano además de otras especies típicamente mediterráneas como pueden ser el lentisco, madroño, boj, romero y sabinares de sabina albar. La fauna del parque destaca por la importante población de aves rapaces siendo especialmente significativa la presencia del águila perdicera, el águila real y el búho chico. Ello permite que las Hoces del Cabriel sean consideradas hoy como Zona de Especial Protección para las aves ZEPA.

Folleto de naturaleza

Destacamos